El regreso al trabajo presencial provoca estrés y ansiedad entre los trabajadores

La vida de los trabajadores de oficina se ha visto transformada radicalmente en el último año y medio. La primera parte de este período vino marcada por la adaptación y posterior consolidación del teletrabajo. La segunda parte por la implantación del modelo híbrido, en el que el trabajo de casa se combinaba con el trabajo presencial en la oficina. Sin embargo, después de un año de videollamadas y distanciamiento social, con el regreso de la presencialidad total a la vuelta de la esquina, muchos empleados manifiestan experimentar ansiedad a la hora de volver a las oficinas.

Así lo concluye la última investigación realizada por Limeade Institute, que ha tenido en cuenta las respuestas a una encuesta entre 4.553 trabajadores de Francia, Alemania, Reino Unido, Australia y Estados Unidos, entre enero y febrero de 2021. El estudio apunta que la exposición a un posible contagio por coronavirus es la principal fuente de ansiedad a la hora de regresar al espacio físico de trabajo (77%). Una menor flexibilidad (71%) y los desplazamientos (68%) destacan entre otras razones que hacen aflorar el estrés ante la vuelta a la oficina. El uso de la mascarilla y la necesidad de gestionar el cuidado de los hijos son otras cuestiones que también preocupan a los empleados.

El 68% de los encuestados quieren mantener la flexibilidad que tuvieron durante los meses de teletrabajo.

La flexibilidad se manifiesta como  un factor clave para canalizar los niveles de ansiedad. Cuando a los encuestados se les preguntó acerca de qué aspecto de su vida laboral querían mantener del 2021, el 68%  dijeron la flexibilidad en los horarios de trabajo. Las organizaciones deberían entender que la flexibilidad no supone un detrimento en la productividad. En consecuencia, encontrar un equilibrio adecuado entre la flexibilidad y el regreso de los empleados a la oficina requiere un análisis más profundo de las condiciones óptimas para realizar el trabajo.

Mantener aquellas medidas que funcionaron durante los meses de pandemia.

Otra recomendación que hace el informe para gestionar la ansiedad que puede llegar a causar la incorporación a la oficina, es la de mantener aquellas medidas, iniciativas o acciones que funcionaron durante la pandemia. Durante todos estos meses hemos visto, desde Belong to Sea, como las diferentes acciones (virtuales) que hemos realizado, como eventos, talleres, ponencias, concursos, juegos, cursos interactivos… han conseguido mantener a los equipos conectados y unidos a pesar de la difícil situación por la que estaban pasando.

¿Por qué no seguir priorizando acciones que refuercen la cohesión de los equipos de manera constante? Toda dificultad conlleva un aprendizaje, no dejemos que la vuelta a la normalidad nos haga olvidar todo lo positivo que ha resultado implicar a los equipos en diferentes acciones e iniciativas colectivas.

No olvidemos todo lo que podemos conseguir a través de la virtualidad

La virtualidad ha llegado para quedarse,  poco a poco las acciones presenciales irán ganando terreno,  la oferta de acciones es sin duda mucho mayor y los resultados son incluso más espectaculares. Sin embargo no olvidemos todo lo que también conseguimos o todo lo que se puede hacer desde la distancia. A través de las acciones virtuales podemos implicar al 100% de la plantilla, algo muchas veces difícil de conseguir presencialmente,  virtualmente también hemos podido juntar a departamentos o equipos que nunca habrían tenido la ocasión de conocerse, además las empresas pueden  ofrecer una oferta constante de acciones o impactos mantenidos en el tiempo que acaban generando una mayor fidelidad.

Las empresas deben entender que se plantea un nuevo modelo en el que la generación de confianza, la implicación y comunicación bidireccional con el empleado es clave.

Las organizaciones deben ser conscientes de que se plantea un nuevo escenario donde el regreso a la oficina ha de basarse, en la generación de confianza y la comunicación bidireccional. Las empresas deben conocer qué preocupa y qué interesa a sus empleados para poder aportarles aquello que les hará sentirse más conectados y felices. Afortunadamente una de las cuestiones que  más preocupa a los trabajadores es la sostenibilidad y el cuidado y el respeto por el planeta.

 

Todo el equipo de Belong to Sea está ansioso  por  volver a trabajar en nuestro lugar de trabajo favorito,  la naturaleza, recuperar la acciones presenciales dirigidas a concienciar sobre el cuidado y el respeto del medio ambiente y conseguir transmitir a los equipos  la necesidad de conectar con la naturaleza es clave para todos nosotros. Sin embargo no dejaremos de trabajar y apostar por acciones virtuales, que permitan una mayor  continuidad, y que consigan que de cada vez más, hayan más trabajadores  conectados con la necesidad de cuidar nuestro planeta y de implementar unos buenos hábitos que nos lleven a todos a un mayor bienestar personal y colectivo.

 

 

 

 

Sorprende a tus trabajadores con nuestros Welcome Packs sostenibles.